Bombo y caja para todos los gustos


El ritmo acelerado, el bombo y la caja sonando por encima de todo y un atronador bajo dan forma a uno de los estilos más underground de la música electrónica. Últimamente algunos grupos de Drum&Bass se han dejado ver más, como es el caso de Pendulum que actuó este pasado año en Monegros, pero gran parte del movimiento, en la esfera nacional, sigue buscando el amparo de las fiestas, raves y anti-festivales.

Este estilo nace en Inglaterra a principios de los 90. Con una escena electrónica potente y con mucho movimiento en lo relacionado con las fiestas raves se hace propicia la evolución de estilos que habían sido paridos años antes. El Drum&Bass se sirve de esta escena, pero sólo de los estilos que hacen incapié en los breaks. Se podría decir que el Drum&Bass surge del darkcore y de esto se evoluciona hacia una utilización de ritmos de ragga y reggae (influenciados por la importante comunidad jamaicana en Inglaterra) y nace el Jungle. Y aquí vine una de las grandes “batallas” dentro del mundo, ¿qué fue antes el D&B o el Jungle?. Javi aka El Negro (de Black Company, Alicante) lo tiene claro, “el D&B es lo que entendemos como nombre genérico y el Jungle sería uno de los primeros estilos derivados, de ahi la confusión”, pero aún debemos remontarnos un poco antes para ver claramente la diferencia. El D&B ya existía antes de la electrónica como estilo del reggae, y fue la utilización de los samplers lo que lanzó la escena.

Así pues y partiendo de esta base podemos decir que el Drum&Bass es un estilo que ha evolucionado en muchos caminos. Como si el D&B fuera la madre y de ahi nacieran un sinfín de estilos. Esto tiene mucho valor ya que la escena es muy rica en cuanto a variedad musical. Podríamos difereneciar varios aspectos ya que la gran variedad dentro del Drum&Bass lo permite. Para una fiesta “cool” se apostaría por empezar con “liquid funk” e ir subiendo poco a poco con un poco de jum up , jungle, neurofunk y techstep. Pero hay muchas variantes. En Londres, donde la escena sigue siendo muy rica y un referente, podríamos encontrar en un club una sesión con temas conocidos, con mezclas rápidas y un espíritu “fiestero”; algo más acorde con la zona de Barcelona sería un sonido más “cool” y adulto, sin estridencias. También podemos encontrar sesiones de “junglist” que se caracterizan por la utilización de samples de reggae y una cierta  velocidad (hay que tener en cuenta que el D&B es un estilo que se pincha a unos bpm bastante altos, entre 165  y 180), pero manteniendo el rollo “happy”. Y otra de las posibilidades que podríamos encontrar sería una sesión con un sonido más oscuro, rápido y contundente, más en relación con estilos como el neurofunk bailable. Pero también podemos disponer de sesiones – como esta del alcoyano Apu Aka Grimjow del colectivo Fucktor – mucho más oscuras y contundentes (más características de un cierre de fiesta) de Hard&Bass.

Para la creación de este tipo de música se utilizan sintetizadores, drum machines, secuenciadores, teclados, samples y por supuesto, un ordenador. Todo para que aspectos básicos del género cumplan su acometido. El D&B pone por delante al bass line, un patrón musical sub-bass que se caracteriza por sentirse más que por escucharse. Este bass line sintetizado suele ser lo más utilizado para la producción, efectos de sonido, compresión dinámica, flanger, coros, over-drive, ecualización, etc. También es importante el kick drum 808, un “caja-bombo” artificial con un tono bajo o un sample extendido de la Roland Classic TR-808. Otro aspecto muy importante es la utilización de los drum beats, patrones rítmicos acelerados extraidos del funk, y que sin ellos hablaríamos de otros géneros como el techno, gabber, house… y no de D&B.

Mientras tanto, la escena se mantiene dentro de lo establecido. Es cierto que ha habido un bajón importante, pero también depende de las zonas. Hay paises como Inglaterra donde sigue habiendo un importante movimiento, apoyado sobre todo por portales de internet donde el intercambio de temas y sesiones no existe en otros estilos. Según Apu existen otros paises con una producción muy alta de este estilo musical son Rusia, Rotterdam, Budapest… y que no imaginariamos, “hay importantes discográficas en estos paises y esto es una cosa que hace 6 años era algo impensable”. En territorio español tenemos importantes producciones desde toda la zona de Andalucía, en la zona de Madrid, en la zona de la Comunidad Valenciana, en Zaragoza, Guadalajara…y de esta cantidad de producciones nos podemos hacer una idea gracias a los foros en los que se ponen en común todos los trabajos, cada uno con un sonido diferente dependiendo de gustos y zona y de las páginas que tienen los propios artistas o colectivos.

Pero lo realmente curioso es que se haya mantenido tan al margen de los circuitos comerciales. Exceptuando algún caso como el de Pendulum, del que “El Negro” tiene una opinión un poco desfavorable debido a que “siempre hacen lo mismo y rallan lo comercial”, el resto de la escena se mueve en lo underground, en las fiestas privadas, raves y antifestivales que se utilizan para aprovechar la estela de la cantidad de gente que van a sitios como Viña Rock, Monegros o Creamfields para mostrar su musica y hacer festivales paralelos.

Os dejamos con un reportaje de Aragon TV sobre el Mountainbass.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s