El New Rave, desde Inglaterra para el mundo


Hay veces que uno llega a conocer un estilo musical y no recuerda cómo llegó a él. En mi caso el new rave – deformación del término new wave – me llegó gracias a una serie inglesa llamada Skins. En esta serie un grupo de jóvenes imberbes viven una espiral de fiesta, música electrónica, drogas y sexo. Casi podríamos hallar en esta teleserie una perfecta radiografía de cómo es esta escena en UK.

La clave que me llevó a descubrir esta escena fue el personaje de Chris. Un chico con chaquetas de colores psicodélicos y un claro amor por las drogas psicoactivas. Me llamó la atención la cantidad de colores llamativos, la referencia que su ropa muchas veces hacía a las drogas y el estilo de fiesta a la que asistían. Parecía que el día fuera a acabar mañana, pero bajo una placentera atmósfera etérea y ultracolorista.

A pesar de esto, hay muchos que discrepan sobre los estereotipos marcados por la prensa en relación a la cultura rave, término que empezó a acuñarse en los años 50, y por tanto de los futuros estereotipos de la cultura new rave.

Y es que el new rave nace y se desarrolla principalmente en UK, ¿porquè? Porque se dan todos los requisitos necesarios para que este tipo de cultura musical se desarrolle.

La cultura rave, nace tras la llegada del hacid house a Inglaterra (principios de los 80) . Debido a que el escenario principal de todo esto queda relegado fuera del circuito de la música comercial – en las zonas industriales de Old Street y la avenida Rosebery, que por cierto no tenían licencia de “entretenimiento” – se empieza a pillar el gusto a estar en una fiesta con cierto carácter ilegal, sin un límite horario y sin ningún tipo de control.

A partir del 88 empezó a crearse una corriente de opinión negativa de este tipo de fiestas desde los medios de “comunicación”. Las raves habían hundido a gran parte de la juventud en su piscina ácida y ya no eran una minoría. Ahora “cantaba” más porque ya no había naves lo suficientemente grandes para ello y es cuando empezaron a emigrar de la ciudad al campo. También se potenció el carácter clandestino ya que para enterarse de este tipo de fiestas se debía hacer o por radios piratas (principalmente Kiss FM) o por el boca a boca – siempre pasando una serie de “medidas de seguridad” para no adelantar el sitio exacto de la rave y por tanto, no alertar a la policía.

Fuera de esto la rave era un lugar en que se volvían a recuperar cosas como la comunidad, el compartir (aunque fuesen drogas), y el sentirse dentro de un grupo. Un grupo que no es que fuera antisocial en su principio más básico, sino que habían quedado relegado a ello porque no había otra escapatoria, porque la escena comercial les había dejado fuera.

Hubo un intento de “institucionalizar” esta escena en los 90. Es la época en que el tipo de fiesta “rave” salta a discotecas (véase un ejemplo de ello la “fiesta discotequera” que hay montada en la película Instinto básico), pero a pesar de esto las raves no dejaron de existir, simplemente se abrió el paso de este tipo de música (desde el acid house hasta el techno industrial) a las discotecas.

¿Pero qué pasa para que esto llegue hasta el día de hoy y encima con un nuevo concepto llamado new rave?

El new rave es la evolución de esta escena. Una evolución musical al fin y al cabo, porque el concepto de rave sigue igual de vigente. El cambio más sustancial es el derivado de la escena musical. En UK, en la actualidad, se produce mucha música indie, por tanto la proliferación de bandas que fusionan el indie rock y la electrónica son cada vez más desde hace unos años atrás. No nos es raro ver grupos con una estética totalmente “ochentera” (véase La Roux, M.I.A., Klaxons, Crystal Castles…) mezclando otros estilos con electrónica. Es por eso que la escena rave se ha abierto completamente a otro tipo de música. Ya no se basa únicamente en las corrientes del acid house, el industrial techno y todos los géneros derivados del electro-punk o el synth punk.

El crecimiento musical de la escena puede ser debido al mayor acceso que se tiene a la música. Ahora no es difícil conseguir un determinado tipo de música, ni encontrar piezas que antes era impensable acceder. Por lo tanto, ante una mayor oferta musical, se abren nuevos horizontes a la hora de experimentar la movida rave.

El caso de Crookers es un ejemplo muy claro de esto. Este grupo italiano que lleva desde 2008, ha firmado por el sello de uno de los máximos exponentes de la música electro inglesa, Fat Boy Slim. Éstos se mueven en un contexto que mezcla estilos electrónicos mamados del new beat, el techno, el electro-house y el electro techno. Son un ejemplo a tener a punto de mira ya que este año han hecho un disco llamado “Tons of remixes” en que colaboran gran parte de la escena new rave como YelleRye Rye y muchos otros.

Pero no todo acaba aquí. Dentro de la misma escena podemos encontrar grupos muy diferentes, és por eso que decía antes que se ha abierto el campo temático musical de las raves. El dúo francés Justice también podemos incluirlo en esta misma escena ya que se encuentran representados por el integrante principal de la banda británica The Klaxons, aunque no dejan de pinchar techno como en el crecimiento del movimiento rave.

Del mismo palo van Simian Mobile Disco. Un proyecto de dos británicos muy metidos en la escena raver que suenan a grupos como The Klaxons, Justice, The Presets, Digitalism, Trash Fashion o Bono Must Diey y que en su último trabajo nos han sorprendido a todos con un contundente sonido minimal-techno.

Así es cómo encontramos la escena new rave en la actualidad. Con mucha reminiscencia a los ochenta, mucha música electrónica que ha hecho evolucionar otros estilos que en un principio nada tenían que ver. En España el calado de esta escena sigue siendo igual de “clandestino” que antes, sólo que ahora en lugar de escuchar la radio para saber dónde es el lugar de la rave podemos hacerlo a través de internet. Por lo demás, la música que podemos escuchar puede ir desde el deep house hasta los ritmos más duros del techno hardcore o hardstyle. La gente suele ser muy variada y suelen seguir su propio circuito raver.

Una de las raves más famosas es la que hacen todos los años en Órgiva (Granada). Se llama The Dragon Festival y lleva en escena desde el 1997. A pesar de que no ha estado exento de problemas, “en 2003 llegaron los picoletos, los antidisturbios y dos cuerpos especiales montados a caballo. El dragón respondió de forma pacífica” ha continuado en escena.

El primer vídeo pertenece a una rave de 1989. La famosa Sunrise Rave que tuvo lugar en UK.

<object style=”height: 390px; width: 640px”><param name=”movie” value=”http://www.youtube.com/v/rMfi36l3cbI?version=3″><param name=”allowFullScreen” value=”true”><param name=”allowScriptAccess” value=”always”>http://www.youtube.com/v/rMfi36l3cbI?version=3</object>

Este segundo vídeo pertenece al Dragon Festival del 2008:

<object style=”height: 390px; width: 640px”><param name=”movie” value=”http://www.youtube.com/v/K6i8ex85cNY?version=3″><param name=”allowFullScreen” value=”true”><param name=”allowScriptAccess” value=”always”>http://www.youtube.com/v/K6i8ex85cNY?version=3</object>

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s